La buena semilla

Ayer en mi segunda clase de español leímos un cuento. Aquí está en mis palabras propias. Ten en cuenta que mi nivel es B1, más o menos — tengo mucho que aprender, incluso el subjuntivo.

Había una vez un emperador de China. Tenía ningun hijo para heredar el trono, así que preguntó a todas las provincias a enviar un niño a su palacio. Todos las provincias mandó el niño de una familia importante o rica, excepto por un niño que era trabajador y pobre. Se llamaba Ping.

El emperador puso semillas en el mano. Entonces él dijo que daré una semilla a cada niño. Después de un año, la persona con la flor más bonita se convertirá en el heredero del trono.

Ping puso su semilla en una maceta y tenía mucho cuidado de la semilla, con agua y sol. Pero después de un año, la maceta todavía estaba vacía.

En el palacio, todos los otros niños se burlaban de Ping. Todos ellos tuvieron flores muy grandes y bonitos de muchos colores. Se rieron de su maceta vacía.

Entonces el emperador dijo, “Todas las semillas que se di son infertíles. Ping, con la maceta vacía, será el próximo emperador, porque solo él es honesto y leal.”

Durante sus años en el palacio, Ping continuó siendo una persona honesto y leal. Después de la muerte del emperador, él se volvía un gobernante muy sabio. Él vivía muchos años y siempre tenía cuidado de la gente del país.

El titulo de esta historia era “La maceta vacía”, pero nuestra maestra preguntó a todos nosotros para otras sugerencias. Después de mi compañero Stuart dije “La mala semilla”, me di cuenta de que otro título podría ser mejor.

“La buena semilla”. En la historia, hay solamente una buena semilla. Todas las semillas de las flores son malas, además todos los niños están malos excepto Ping. Ping es el único que crece para volverse hermoso para todos los ciudadanos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *